jueves, 26 de junio de 2008

CAFE DE LOS MAESTROS


Ayer fuimos gentilmente invitados
al pre-estreno de la película
Café de los Maestros.

A la salida, me encontré
con Gustavo Santaolalla y Aníbal Kerpel
(que es su mano derecha)
los abracé
y no pude decirles ni una palabra.

Cómo puedo explicarles?

Son casi dos horas
de asombro, de corazón en la boca,
de belleza tan intensa
que hiere

y de risas, y de música
en un grado de pasión
que deja sin habla

y la maestría
de la que habla el título
es de una concentración tal
que no dejo de pensar
en cómo pudo suceder
en el siglo XX argentino
semejante cosa…

Somos ricos!

Amigos músicos:
Somos inmensamente ricos!

1 comentario:

Candela Krup dijo...

no vale
yo no soy musica
ufa
no leo mas tu blog